Cómo sobrevivir al Homeoffice

Publicado en Tips para tu empresa por Estefanía Krastz . 30-03-2019

El trabajo freelance o el homeoffice es cada vez más implementado por las organizaciones, principalmente, aplicado a la generación de los milenials; expresiones como "¡Tu empleo debe ser muy fácil!" o "quiero un empleo así” se escuchan frecuentemente, sin dimensionar todo lo que hay detrás de esta modalidad de trabajo.

 Hoy quiero compartirte mi experiencia, llevo ejecutando un par de años mis labores empresariales desde casa y te contaré algunos tips para salir de la rutina sin afectar tus resultados, así ganarás tú y ganará tu empresa.

1.    Crea un espacio de trabajo agradable: Olvídate de trabajar en la cama, en lo posible destina un espacio fuera de tu habitación para trabajar. Una mesa o un escritorio y una silla cómoda son ideales para que tu labor sea de forma amena, redes sociales como Pinterest pueden generarte inspiración para diseñar el espacio que quieres, solo necesitas un poco de creatividad. Y por supuesto, no descuides la iluminación de tu espacio, tanto de día como en la noche.

2.    Organiza tu horario y tus tareas: Procrastinar se hace mucho más fácil en esta situación, dormir un poco más, cambiar tus horas de trabajo y ejecutar tus funciones en la noche son algunas fallas en las que podemos caer.

La recomendación es dar inicio a tus tareas desde las siete u ocho de la mañana a más tardar, realiza tus actividades personales antes de sentarte a trabajar (desayuna, toma una ducha, pasea a tu mascota, etc), esto te ayudará a enfocarte. Una vez estés dispuesto a comenzar, haz una lista de lo que debes hacer en el día en orden de importancia, ten en cuenta que en último momento te pidan ejecutar de urgencia nuevas tareas, también si tienes reuniones virtuales o presenciales, para que no interfieran con tu tiempo.

No te dejes distraer por tu celular, si se te hace difícil concentrarte desactiva los datos o el wifi por lapsos de 30 min, te aseguro que funcionará para mayor concentración.

3.    ¡Sal de la rutina!: Destina al menos dos días a la semana para trabajar en otro lugar que no sea tu casa, ir a un coworking, a casa de un familiar, amigo o ir a un café te hará cambiar de ambiente, te dará ideas y te motivará. ¡Cuidado! Sea cual sea tu entorno, no dejes perder el foco de tus funciones.

4.    No abandones tus pasatiempos personales: Muchas veces nos adentramos tanto en nuestras funciones que no medimos qué tanto nos descuidamos a nosotros mismos. Antes o después de elaborar tus tareas, ve al gimnasio, haz tu deporte favorito, diviértete con tus amigos, y descansa lo más que puedas, recuerda que tú eres quien pone los límites en tu vida.

Es muy común caer en la dinámica de trabajar todo el fin de semana o hasta media noche, respeta tus tiempos, determina bien tu horario y tus tareas, no te excedas en demasiado trabajo o falta de él. Respeta tus momentos de descanso o de tus actividades sociales, familiares, etc. 

Así mismo, la alimentación juega un papel fundamental, bebe agua, come fruta y almuerza saludable, no hay duda de que con malos hábitos alimenticios se dificulta trabajar y al final tu serás el principal afectado.

5.    Apóyate en herramientas tecnológicas: El mail, chats, la nube, videoconferencias, calendarios virtuales, etc. Pueden ayudarte en gran medida para el cumplimiento efectivo tu homeoffice. Una de las herramientas que es tendencia en el mundo empresarial es un CRM, ya que lo puedes utilizar en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Leer más