Lo que debes y no debes pensar acerca de tu CRM

Publicado en Software CRM por Ricardo López . 28-04-2017

Hay empresas reacias a la tecnología, otras, que simplemente han probado herramientas por probarlas y no les han resultado y unas tantas que ponen todas sus esperanzas en algún software, pero por alguna razón terminan por no utilizarlo. Eso pasa con los CRM y por eso hoy queremos indicarles a ustedes qué es lo que debes esperar y qué no, de tu software de CRM.

Lo que debes esperar:

#1 Estadísticas en tiempo real. Si acostumbras a tus comerciales a rellenar el negocio apenas surja, podrás contar con la mayoría de tus datos en tiempo real, e incluso programar informes automáticos desde tu CRM.

#2 Trabajo más fluido y efectivo. Un CRM no debe ser una traba, debe ser un ayudante para tus comerciales y así manejar de manera más efectiva su tiempo y por ende, lograr mejores resultados.

#3 Promoción a la libre competencia. Lograr que un sistema de CRM forme parte de tu departamento comercial te ayudará a incentivar la competencia de tus asesores, gracias a las estadísticas que recibirás del software.

#4 Integraciones con todo lo que rodea a tu marca. De un CRM es importante esperar que se integre a tus esfuerzos de mercadeo de manera automática, para llevar un control más preciso de tus datos.

#5 Apoyo del sistema. Es importante que tu CRM sea un sistema fácil de utilizar y con el que puedas defenderte tú mismo. Además, es importante que al momento de resolver inconvenientes, cuentes con el apoyo de personal calificado para lograrlo.

Lo que no debes esperar:

#1 Que haga el trabajo por tu equipo. Un CRM NO va a hacer el trabajo de tu equipo comercial, como ya lo comentamos va a apoyarlo y va a servirle como base para llevar una mejor gestión de todos sus negocios.

#2 ¡Qué venda por ti! Por lo que más quieras, no le atribuyas a un CRM lograr ventas, porque las ventas las logra tu equipo comercial apoyándose en un software como este.

#3 Que funcione en automático. Para que tu sistema arroje resultados es importante que tu equipo lo maneje y lo tenga presente al momento de guardar la información de sus negocios.

#4 Que tome tus decisiones importantes. Puedes utilizar un CRM para saber qué tan bien o qué tan mal te está yendo, pero lo que no puedes hacer es querer que el software tome decisiones por ti, sobre cómo mejorar tu empresa.

#5 Que haga trampas. Un CRM siempre se nutrirá de los datos que tú o tu equipo coloquen, por ende, tendrá los resultados más claros y precisos posibles y que dependerán únicamente de tu información.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.