Cómo debe ser un flujo de trabajo efectivo para tu empresa

Publicado en Servicio al Cliente por Ricardo Lopez . 13-10-2016

¿Cuál es el objetivo de toda empresa? Obtener los mejores resultados posibles. ¿Y cómo puede lograrlo? Siendo verdaderamente efectivos. Aunque no toda empresa es igual a la otra, si hay maneras de establecer similitudes en cuanto a los procesos comerciales, que los harán mejores a medida que los vayan cumpliendo a cabalidad.

Una buena empresa tiene un proceso comercial definido, constante y optimizable. Pero ¿Cómo conseguimos ese flujo de trabajo o proceso comercial efectivo? ¿Qué metas debemos cumplir? ¿Quiénes deben participar? Obtén estas claves que te harán establecer un buen flujo de trabajo, y, por ende, mejorar el nivel dentro de tu empresa.

#1 Cerebro. ¿A qué nos referimos con esto? Al pensamiento previo, a establecer desde un principio tus necesidades y así saber cómo y quién (o quiénes) podrán cubrirlas. Todo pensamiento estratégico efectivo parte de un análisis previo, donde se establecen objetivos, se estudian posibles comportamientos y se construye un equipo que resolverá todas las situaciones. ¡No dejes de hacer esto en tu empresa!

#2 Crea tu propio túnel de conversión. Adapta tu modelo a tus necesidades y prioriza cada uno de los pasos. Desde la entrada del prospecto, hasta el cierre del negocio. Trabaja a la par de tu equipo y definan cada uno de los puntos estratégicos para lograr cumplir con los objetivos. De esta manera, al momento de los análisis, podrás saber cuál de los puntos está fallando o cuál es el que tiene los mejores resultados.

#3 Trata al cliente como lo que es. No son robots, no son basura, son personas que tienen necesidades y que tú sabes que puedes solventarlas. Establece un vínculo en cada uno de los pasos de tu túnel de conversión y más allá de vender un producto, crea una relación beneficiosa de parte y parte, para toda la vida. FIDELIZACIÓN.

#4 Involucra a todo el equipo. Todos dentro de tu empresa serán responsables por sí mismos, de lograr las metas propuestas. Hasta tú, como líder, debes demostrar tu valor constantemente, ganarte el respeto de todos, y ser parte vital del flujo de trabajos. Solamente con la colaboración de todos se lograrán los objetivos propuestos.

#5 No te salgas de tus objetivos. Por algo los definiste con anterioridad, si tus metas son claras, y todos se involucran en el proceso, las cumplirás, que superen tus expectativas es bueno y te servirá para retar a tu equipo a hacerlo mejor al año siguiente.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.