La importancia de la fuerza de ventas

Publicado en Software CRM por Data CRM . 17-11-2015

A pesar de que cada día existen más personas ingeniosas creando productos innovadores y de excelente calidad, muchas veces vemos que estos productos no tienen éxito en el mercado y atribuimos este fracaso al precio del producto o a su desarrollo; sin embargo, el éxito o fracaso en la venta de un producto es un factor ligado directamente con la estrategia de ventas, es por ello que al iniciar o reestructurar cualquier negocio debemos preguntarnos cuál es el valor que nuestro producto/servicio le dará al cliente final y asimismo empezar a crear una cadena de valor; pues cada decisión que tomemos en el proceso de desarrollo del producto/servicio afectará directamente en el valor que el cliente nos atribuya y será la herramienta de trabajo principal de nuestra fuerza de ventas (si nuestras estrategias de venta no están alineadas con la percepción del cliente es probable que fracasemos).

Para conocer la importancia de la fuerza de ventas para una empresa, primero debemos aclarar el significado real del término; la fuerza de ventas no es nada menos ni nada más que el capital humano y material que toda empresa utiliza para alcanzar sus metas de venta, suena bastante simple y es quizá esta la razón por la que muchas empresas no le dan la importancia que merece puesto que puede ser tan simple como poderosa y definitiva en obtención de resultados deseados.

Acciones aparentemente simples como motivar a los empleados, planear estrategias efectivas, hacer seguimiento a los clientes, y en general organizarse juegan un papel definitivo en la exitosa obtención de resultados, y es por ello que invertir en la fuerza de ventas es un movimiento inteligente e importante para cualquier empresa competitiva que busque efectividad en el desarrollo de cada una de sus labores. Según estudios recientes la implementación de iniciativas y herramientas para optimizar la fuerza de ventas producen incrementos de ingresos de al menos 10%  hasta el 50% a corto y largo plazo respectivamente si se es constante y claro en la ejecución.

Desafortunadamente, el trabajo de ventas aún es subestimado y muchos creen que cualquiera puede ser un vendedor; pero esta afirmación no es cierta puesto que no cualquiera puede ser un buen vendedor, es por eso que cada día las empresas son más minuciosas en el proceso de dirección de la fuerza de ventas (reclutamiento, selección, formación motivación y evaluación). Los vendedores son la cara de la empresa ante los clientes y si son asertivos y logran formar vínculos genuinos por medio de la afinidad y satisfacción de necesidades estarán creando activos importantes que se verán reflejados en el valor agregado que el cliente percibe y, por consiguiente, compra, fidelización y recomendación.

Por lo general, el personal de ventas es autónomo, pues tienen la automotivación de las comisiones de acuerdo a su desempeño, sin embargo, es importante contar con líderes motivados, capaces de marcar objetivos cualitativos y cuantitativos, definir estrategias para lograrlos y proponer procesos de ventas para crear relaciones de valor con los clientes. También es necesario ser muy minuciosos a la hora de definir las metas de venta y los incentivos que mantendrán a los vendedores motivados y mostrando altos niveles de esfuerzo y desempeño.

La importancia de la fuerza de ventas radica en que esta representa el departamento con más poder en la organización, pues es la caja registradora que permite que una empresa tenga ingresos, el motor de producción, la fuerza de ventas es toda la empresa, pues de su desarrollo y efectividad depende la rentabilidad de la empresa, como es más rentable fidelizar a un cliente que encontrar uno nuevo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Leer más