Respondemos tu duda: cómo manejar mis clientes mejor

Publicado en Software CRM por Ricardo López . 07-07-2017

Puedes probar mil cosas, puedes intentar otras tantas, pero la respuesta más efectiva para la pregunta: cómo manejar mis clientes mejor, es: con un CRM. Esta es una duda existencial de las empresas con una gestión comercial larga, debido a que se enfrenta a un proceso más complejo, donde cualquier detalle puede hacer que pierdan el cliente o que, si no tienen ese proceso definido, pueden incluso enfriar un contacto que pudo haber sido muy bueno en un principio.

¿Qué debe hacer una empresa para mejorar esto? Indudablemente, apoyarse en las herramientas digitales que tienen como fundamento ese control de los clientes, como lo es DataCRM. Un software como este, te permitirá controlar todo tu flujo de ventas de manera automática, pudiendo asignar responsables, gestionar actividades, y hacer un seguimiento mucho más preciso de toda la información de tu posible cliente. Por ende, mejoras la efectividad de tus ventas y ganas más.

Es una fórmula sencilla: Si resuelves tu duda de: cómo manejar mis clientes mejor, conseguirás mejores resultados, y esto lo logras con DataCRM, estableciendo una gestión comercial precisa, sencilla, con un paso a paso bien definido y que además, pueda generarte las estadísticas más importantes para conocer qué está sucediendo en tu proceso comercial.

¿Qué características tiene DataCRM que te ayudarán a solventar tu duda de: cómo manejar mis clientes mejor?

#1 Parametrizar tus fases de venta. Con DataCRM podrás determinar cada una de las fases dentro de tu proceso comercial, para así organizar mucho más rápido tu gestión y conocer en qué fase está cada uno de tus prospectos.

#2 Establecer el tiempo de calidad de tu cliente. Si tienes un proceso comercial definido, con unas fases de ventas preestablecidas, podrás también precisar el tiempo que tu cliente debe permanecer en ese flujo, para cerrarlo, de acuerdo a su interés en tu producto o servicio.

#3 Genera estadísticas de todo tu proceso. Y así, determina qué está funcionando bien y qué no, para mejorar en tiempo real y no tener que esperar a algún cierre para conocer lo que está pasando.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.