¿Cómo ser más efectivo en tu día con la técnica pomodoro?

Publicado en Tips para tu empresa por Estefanía Krastz . 15-12-2017

Uno de los elementos más importantes para obtener buenos resultados en una empresa es el tiempo, y seamos realistas, en repetidas ocasiones dejas a un lado lo que debes hacer y te distraes con otras actividades como hablar por celular, revisar el mail, chatear o hablar con tus compañeros. Sin embargo, hace algún tiempo se ha venido dando a conocer un método que te ayudará a gestionar tu tiempo, éste se ha denominado la Técnica Pomodoro y contribuirá a que tu productividad sea mayor.

Este método se basa en dividir una tarea en lapsos de 25 minutos (llamados pomodoros) y separados por pausas enfocadas al descanso, es decir, se combina tiempo de concentración absoluta con momentos de esparcimiento para la mente. Se desarrolla de la siguiente manera:

  1. Elige qué actividad vas a realizar.
  2. Activa el pomodoro a un tiempo de 25 minutos. Puedes usar un reloj con alarma, apoyarte en apps diseñadas para esta técnica o simplemente la alarma de tu celular.
  3. Trabaja sin distracciones ni interrupciones hasta que la alarma te lo indique. Aquí puedes tomar las medidas que determines necesarias para llevar a cabo tu actividad, por ejemplo apagar tu móvil, desactivar notificaciones, cerrar tu puerta, etc.
  4. Descansa durante 5 minutos. Puedes realizar cualquier actividad que no tenga que ver con tu trabajo, como revisar redes sociales, hacer ejercicios anti estrés, ir al baño o simplemente tomar un café.
  5. Reinicia tu pomodoro. Es importante que al finalizar 4 pomodoros tomes un descanso entre 20 y 30 minutos.

Esta metodología de trabajo contribuye a la mejora de tu concentración, refuerza tu disciplina, disminuye tu ansiedad y lo más importante, alcanzarás tus objetivos de una manera más eficiente al ir enfocándote poco a poco.

¿Todo suena muy fácil verdad? Sin embargo, este proceso depende únicamente de ti, de tu disciplina y de cómo te adaptes a la técnica. Todo por dejar a un lado esa forma de trabajo que haz manejado siempre y que no te ha ayudado a cumplir completamente tus metas diarias.

Este será un hábito que llevará al éxito a tu empresa, ya que implica un compromiso y sacarás a flote tus habilidades y capacidades sin caer en la procrastinación.

¡Anímate a probarla, gestiona tu tiempo y cuéntanos tu experiencia!

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia.
Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.