Cómo ofrecer calidad en tu servicio al cliente

¿Alguna vez has pensado en la importancia de un servicio al cliente de calidad? Entiende por qué esto es fundamental.

Sybele Farah

servicio_al_cliente_de_calidad servicio_al_cliente_de_calidad

 

Para construir un servicio al cliente de calidad es necesario comprender al público, responder a sus necesidades y tener un enfoque adecuado. Más que eso, las marcas necesitan ofrecer una experiencia completa y placentera en todas las interacciones. Al final, las demandas de los consumidores son más altas que nunca.

 

El servicio al cliente de calidad es el camino correcto para crear una relación estable y cercana. De esta manera, es posible entregar valor y cumplir promesas, además de demostrar competencia para resolver cualquier problema.

 

Comprender qué es realmente el servicio al cliente es el primer paso para mejorar este proceso en tu empresa, capaz de ser un diferencial competitivo en el negocio. ¡Así que sigue leyendo y disfruta de los consejos!

 

 

 

¿Qué es el servicio al cliente?

Es todo el apoyo que una empresa ofrece a yus consumidores, ya sea antes, durante o después de una compra. El servicio al cliente se refiere a la prioridad que la organización asigna al responder preguntas, resolver problemas y escuchar comentarios.

 

En este proceso, es necesario mantenerse en línea con las políticas y lineamientos de la empresa, para que esto se transmita a los consumidores. Con un servicio al cliente de calidad es posible mantener el contacto con el público y mejorar la relación con el cliente, además de aumentar el reconocimiento de marca.

 

¿Qué tan importante es el servicio al cliente?

El servicio al cliente influye directamente en cómo el público se relaciona con la marca. Al fin y al cabo, prestar atención, escuchar y responder son partes críticas para resolver y anticipar problemas.

 

Cada vez son más los consumidores que quieren un trato especial, en el que se les atienda de forma fácil, intuitiva y, sobre todo, ágil. Cuando el cliente busca ayuda, significa que confía en tu empresa y cree que puedes ayudarlo en cualquier situación.

 

Cuando esto no sucede, es posible que el cliente cambie tus productos y servicios por otra marca, en la que tenga un mejor servicio y relación.

 

En este sentido, una empresa que valora la excelencia en el servicio puede reducir drásticamente los costos y facilitar el flujo de operaciones, permitiendo un mayor enfoque en otros frentes del negocio.

Así, al ofrecer un servicio al cliente de calidad, ya sea como diferencial frente a la competencia o como forma de fidelización de clientes, se crea una ventaja competitiva para el negocio. La empresa será reconocida por su servicio y atención al público, convirtiéndose en un referente en la materia.

 

A menudo, no es solo el resultado positivo de la acción lo que busca el cliente, sino también una relación de confianza y transparencia, que lo valora y le brinda el apoyo que necesita.

 

Principios del servicio al cliente de calidad

Es fundamental que el servicio se defina de acuerdo con la personalidad del cliente. Más que dar respuestas, es necesario ofrecer calidad en todo el proceso. Para que esto suceda, la empresa tiene que conocer al consumidor y definir un enfoque de comunicación, además de seguir las bases del servicio al cliente.

 

Conoce los principios del servicio al cliente y sabe por qué adoptarlos en tus estrategias comerciales.

 

1. Servicio empático

Más que solucionar el problema del cliente, las marcas necesitan ponerse en el lugar del consumidor, entendiendo sus emociones y demostrando que son la parte más importante del negocio. Este toque más personal y empático ayudará con el reconocimiento de la marca y la experiencia del cliente durante todo el servicio.

 

Sin embargo, es importante recordar que es necesario aplicar la empatía en el servicio al cliente con equilibrio y cuidado. Después de todo, el cliente puede sospechar de una marca demasiado amigable.

 

Por eso, es fundamental entender al cliente y su comportamiento, saber qué busca y qué le haría entrar en contacto con la marca. Dominar esta información te permitirá crear acciones personales con mucha más confianza.

 

Una forma de ponerse en el lugar de tus clientes es crear un mapa de empatía. En este lugar, debes colocar a tus buyer personas en situaciones hipotéticas, para entender cómo le irá a tu consumidor en una situación dada. A continuación, debes escribir cómo la empresa ayudará a superar el problema. No es necesario profundizar demasiado, estos serán solo ideales iniciales para desarrollarlos después, cuando la situación se dé en la práctica.

 

2. Interacciones genuinas

Las personas esperan que las marcas ofrezcan una experiencia consistente en todas las interacciones que realizan. Los datos demuestran la importancia de observar y cuidar la comunicación con el cliente, tanto online como offline.

 

Guardar y ensayar frases preparadas no es la forma más segura de brindar asistencia. Lo más importante es tener interacciones verdaderamente genuinas, para que el cliente se sienta

 

cómodo explicando su situación. Además, el tono de voz debe ser adecuado a la marca y al momento del servicio.

 

Ahí es donde marketing conversacional: un conjunto de acciones directas implementadas con el público para establecer una experiencia más humana y cercana. Este método es una forma poderosa de servir a la audiencia, ya que ayuda a identificar exactamente lo que cada persona necesita tan pronto como entra en contacto con la marca.

 

3. Agilidad

Sin duda, el tiempo de espera influye en el servicio al cliente de calidad, así como en su experiencia durante todo el proceso. Es decir, a nadie le gusta esperar horas por un servicio que no satisface nuestras necesidades, ¿verdad?

 

Por lo tanto, garantizar un rápido intercambio de información con el cliente es fundamental para mantener la calidad y la buena imagen del negocio. Más aún, mejorar y agilizar el servicio público permite elevar los niveles de satisfacción, ingresos y excelencia en el mercado.

 

Además de ofrecer una experiencia positiva al cliente, el servicio ágil ayuda con el flujo interno: el equipo puede atender a más clientes en menos tiempo, reducir las colas y el flujo de llamadas, y aumentar la cantidad de personas satisfechas.

 

Para garantizar que el servicio al cliente se brinde en el momento ideal, es importante seguir algunos pasos. Ellos son:

 

● No hagas esperar a los clientes;

● Evita textos largos, conversaciones y mensajes;

● Sé conciso;

● Ten una buena conexión;

● Trata de ser lo más claro y objetivo posible;

● Transfiere la atención solo cuando sea necesario.

 

4. Personalización

Así como las campañas personalizadas son importantes para destacar entre la competencia, el servicio personalizado ayuda a mejorar la experiencia del cliente. Pensando así, ¿por qué no apostar todas las fichas a personalizar el servicio?

 

Además de potenciar la experiencia del cliente, esta práctica valora todo lo que el cliente ya ha experimentado con la marca, ayudando a comprender sus fortalezas y debilidades, deseos y necesidades. Es importante que las interacciones sean realmente relevantes para el problema y la demanda específica de cada cliente. De lo contrario, se verá como un servicio ensayado con frases preparadas.

 

Uno de los primeros pasos para hacer realidad un servicio personalizado es definir y comprender al público objetivo. Esto se debe a que el gerente necesita conocer a la persona que está hablando: su perfil, hábitos e intereses. Quien se salta este paso corre el riesgo de ofrecer algo indiferente al cliente.

 

Posteriormente, es necesario almacenar la información obtenida en un software CRM o algún tipo de base de datos. Es importante conservar otros datos que ayudarán a personalizar el servicio, como la profesión del cliente, el historial de compras y la preferencia por los productos.

 

Finalmente, es hora de dirigirse al cliente correctamente. Además de planificar la comunicación de acuerdo con la información recopilada, es importante practicar valores como la sinceridad, la honestidad y la transparencia. Todo para que el cliente se identifique y se sienta cómodo durante el servicio.

 

5. Satisfacción del cliente

La satisfacción del cliente es un indicador que mide la buena relación que tienen los clientes con una marca, empresa o servicio. Es a través de este pilar que la empresa puede obtener una retroalimentación cuantitativa y representativa de lo que piensa el público. Por lo tanto, es posible minimizar los impactos negativos y mejorar los conocimientos.

 

Alinear los índices de satisfacción con el servicio al cliente puede ser muy beneficioso para el negocio. Esto se debe a que cada consumidor genera una gran cantidad de datos y señales de intenciones que ayudan a definir las estrategias de crecimiento del negocio.

 

Lanzar encuestas de satisfacción, como la NPS, es una buena forma de conocer el nivel de satisfacción y expectativa del público objetivo. Al plantear los puntos positivos y negativos de la marca, es posible tener una guía para las decisiones a tomar, fomentando las buenas ideas y reteniendo las perjudiciales.

 

6. Proactividad

La proactividad es una gran acción para asegurar el bienestar con tus clientes, brindando una comunicación ágil y eficiente. Para eso, es necesario fortalecer las relaciones y mantener un vínculo constante con el consumidor. De esta forma, será posible anticiparse a las necesidades del cliente e incluso realizar procesos por su cuenta.

 

La implementación de un servicio al cliente proactivo requiere previsión y preparación, pero vale la pena cuando los clientes se convierten en defensores de la marca. Una de las formas clave de integrar la atención proactiva en sus estrategias comerciales es ser acogedor y transparente. Por lo tanto, asegúrate de proporcionar información precisa y relevante sobre lo que puede hacer que el servicio sea más práctico para ambas partes.

 

7. Equipo

Es fundamental que el equipo de atención tenga completo control sobre las particularidades del producto o servicio de la empresa, así como la posesión de información sobre los clientes.

 

Empleados desmotivados, legos en algunas materias o poco comprometidos pueden causar problemas en el servicio al cliente.

 

Por eso, es tan importante desarrollar tu equipo de servicio, a través de capacitación técnica y facilidad de relaciones interpersonales. De esta forma, los empleados podrán proponer soluciones y aumentar las posibilidades del negocio, ayudando a fidelizar a los clientes.

 

Estos son algunos consejos para preparar a su equipo de servicio al cliente:

● Prepare a tu equipo para tareas técnicas y de comportamiento;

● Alinea expectativas;

● Proporciona herramientas y materiales necesarios;

● Establece límites y sea flexible;

● Muestra escenarios reales;

● Comparte experiencias;

● Haz auditorías;

● Crea una base de conocimientos.

 

8. Disponibilidad

No es nuevo que para fortalecer la relación con los clientes es necesario estar disponible. En este caso, lo ideal sería ofrecer el servicio en diferentes tipos de canales, como WhatsApp, redes sociales, SMS y otras soluciones conversacionales. Para facilitar este proceso, existen plataformas de atención multicanal, que te permiten gestionar estas interacciones en un solo lugar.

 

Es importante ver la conversación no solo como una oportunidad de venta, sino como una relación de construcción. Así que mantén la mente abierta y escucha todo lo que tu audiencia tenga que decir. Además, no deje yu contacto en minúsculas en el pie de página: facilits la búsqueda de información y tenga un servicio multicanal.

 

9. Innovación

Es imposible hacer la vista gorda ante la necesidad de innovación en las estrategias empresariales. Sin embargo, esta sigue siendo una pregunta en la mente de muchos gerentes:

 

¿dónde aplicar? ¿Hay tecnologías que traen más resultados? ¿Invertir o no invertir en un servicio digital?

Ahí es donde entra el SAC 3.0, un servicio de atención al cliente enfocado a consumidores cada vez más exigentes, informados y socialmente conectados. Para eso, la tecnología sirve de apoyo, ya que permite analizar datos, identificar oportunidades de mercado e incluso automatizar la atención al cliente.

 

¿Listo para brindar un servicio al cliente de calidad?

Cualquier empresa o emprendedor necesita saber cómo tratar a sus clientes. Hay situaciones en las que no es posible permanecer libre de problemas.

 

Sin embargo, la mejor manera de evitarlo es saber cómo ofrecer un servicio al cliente de calidad. Con la actitud correcta, es posible paliar el problema e incluso garantizar su fidelidad.

 

Ante esto, vemos lo fundamental que es saber alinear este contacto para influir en el éxito de tu empresa. Sigue nuestros consejos y brinda un servicio de alto nivel.