CRM y procesos de flujo de trabajo

Cuando adquieres un software CRM para tu empresa, estás adquiriendo una variedad de herramientas que te ayudarán a contribuir con el crecimiento de tus clientes, mediante la aplicación de estrategias

DataCRM

procesos-de-flujo-de-trabajo procesos-de-flujo-de-trabajo

Cuando adquieres un software CRM para tu empresa, estás adquiriendo una variedad de herramientas que te ayudarán a contribuir con el crecimiento de tus clientes, mediante la aplicación de estrategias que te permitirán mejorar la relación con tus clientes.

 

Esto se logra con la utilización de elementos propios del programa, los cuales te darán la oportunidad de conocer mejor los intereses de tus clientes, a partir de la adquisición datos importantes y la interacción con los compradores.

 

Proceso de flujo de trabajo

Una de las herramientas que contribuyen al buen desempeño del software CRM y que le dará los resultados que tú buscas para tu empresa, es el proceso de flujo de trabajo. El proceso de flujo de trabajo es una de las múltiples posibilidades que te ofrece el CRM para administrar y consolidar la relación con tus clientes.

 

Pero a diferencia de otros procesos, el proceso de flujo de trabajo puede ejecutarse y atomizar los procesos sin la necesidad de una interfaz de usuario. Esto es, aplicar tareas de automatización que no necesariamente requieren de la interacción con el usuario.

 

Flujos de trabajo con una sola entidad

Los procesos de flujo de trabajo, cada uno, están asociados a una sola entidad. Hay cuatro áreas para tener en cuenta al configurar los flujos de trabajo. Y son las siguientes:

 

  • ¿En qué momento comenzarlos?
  • ¿Deben de ejecutarse en tiempo real o en segundo plano?
  • ¿Qué tipo de acciones debes realizar?
  • ¿En qué tipo de condiciones deben llevarse a cabo las diferentes acciones?

 

Personalización de los flujos de trabajo

Para que veas los flujos de trabajo, y luego proceder a su modificación para lograr la personalización, es necesario que abra el modo procesos en la solución predeterminada. Luego proceda a  filtrar los procesos usando la categoría flujo de trabajo.

 

Puedes modificar, y también crear, flujos de trabajo de acuerdo a tus necesidades.  Y estas personalizaciones pueden tener a su vez, diferentes flujos de trabajo que se podrán, de igual manera, modificar.

 

Elige un nombre para el proceso de trabajo

El nombre que uses para tu proceso de trabajo no necesariamente tiene que ser un nombre único. Pero en caso de que uses diversidad de procesos de trabajo, sí deberías pensar en el uso de nomenclaturas para identificar cada proceso entre los demás. De esta manera estarás evitando la confusión y estarás ganando tiempo valioso que podrías perder mientras encuentras el flujo de trabajo que realmente necesitas.

 

También existe la posibilidad de que agregues prefijos que te ayuden a categorizar los procesos de trabajo que se parecen entre sí, o que tienen propósitos similares dentro de la ejecución de los diversos proyectos CRM que has elegido implementar en tu empresa.

 

Elije una categoría

Elegir categorías te permitirá identificar los diferentes flujos de trabajo, y poder tener presente una mínima reseña que te dará la posibilidad de identificar o al menos saber de qué se trata, cada flujo de trabajo. De esta manera podrás tener una claridad mayor de todos los procesos que ejecutes.