Estrategias digitales pos-COVID19

Toma las riendas de tu empresa y da paso a este nuevo comienzo. Es momento de ser estrategas y seguir escalando tu empresa luego de esta crisis mundial.

Estefanía Krastz

estrategias_pos_covid19 estrategias_pos_covid19

 

 

Tras varios meses de pandemia y su impacto económico en la mayoría de las industrias, hacerle frente a un nuevo comienzo se hace indispensable para tomar las riendas de un proceso de transformación.

 

De acuerdo con Econsultancy y MarketingWeek y una encuesta realizada a personal de marketing en Reino Unido y EE.UU., el 63% de los participantes admite que sus presupuestos de marketing han quedado congelados o en revisión y más de la mitad de los lanzamientos de productos se han pospuesto.

 

Aunque a hoy ya se han reactivado varias empresas, no todas saben por donde reenfocar sus estrategias digitales y más teniendo en cuenta que el consumidor también ha cambiado sus métodos de adquisición de sus productos o servicios.

 

En este orden de ideas, en este artículo quiero contarte algunas tácticas digitales que te van a funcionar si planeas alcanzar tus objetivos luego de esta coyuntura mundial:

 

Tácticas para la transformación pos-covid19

 

1. Mantente siempre a la vista: Aunque no hayas reanudado tus labores siempre lo ideal es mantenerte presente en tu página web y redes sociales.

 

La idea es que tus clientes potenciales no se olviden de tu marca y aunque no estés ofreciendo por el momento tus productos o servicios puedes manifestarte con mensajes de valor, tips, ebooks, hacer webinar, etc. Todo depende de tus objetivos y aprovechamiento de los recursos que más visibles son al consumidor.

 

Si estás retomando tu marca, los mensajes de expectativa siempre son una buena opción, también puedes comunicar cambios en tus servicios, o nuevos protocolos aprovecha las stories en redes sociales y los popups en tu página web. En este paso prima la creatividad, esa es la base para mantenerte vigente.

 

2. Analiza el comportamiento de tus usuarios: Esto te permitirá tomar decisiones para entender sus necesidades y abordarlos de manera efectiva. Identifica los aspectos comunes y los aspectos específicos para estar un paso adelante y ofrecer lo que realmente necesitan de ti.

 

Identifica las páginas de tu sitio web que más visitan, deja guías, ebooks o herramientas que puedan descargar y a partir de esto define acciones que los incentive.

 

3. Automatización: Aprovecha el sin fin de herramientas que encuentras en la web para ahorrar tiempo en tareas que antes hacían parte de tu rutina.

 

Invertir en automatizar los diferentes procesos de tu empresa se verá reflejado positivamente en tu equipo de trabajo, ya que tendrán tiempo para organizar otros pendientes que tengan y la carga laboral disminuirá notablemente.

 

Algunas de las tareas que puedes programar son los envíos de correos electrónicos, las reuniones o llamadas con prospectos y clientes, respuestas en chats (chatbots), los procesos para captar más clientes, etc.

 

4. Amplía tus canales: Bien sabes que lo que no está en la internet, no existe, así que no solo te quedes con tu página web y redes sociales. Es el momento ideal para comenzar a escalar tus campañas de marketing.

 

Ahora se ha vuelto indispensable la optimización de SEO, este te permitirá estar en los primeros lugares en motores de búsqueda como Google, y aunque no te dé resultados inmediatos, con dedicación logras el objetivo, lo que se traduce a visibilidad de tu marca y por ende, más ventas.

 

Otra opción son las landing pages que te dan mayor flexibilidad y personalización de acuerdo a lo que quieres mostrar a tus clientes, además con la opción de captar datos a través de un formulario puedes ampliar tu base de datos y complementar esto con una estrategia de email marketing.

 

También puedes aprovechar las opciones que te brinda WhatsApp Business, Google Ads y otras plataformas para complementar tus estrategias.

 

5. Centraliza la información: Durante la pandemia puede ser que hayas incrementado tu base de datos y lo ideal es que no dejes escapar a ninguno de ellos, por eso es importante tener en un solo lugar lo que llega, lo que tienes, lo que se quedó y lo que se perdió. Cada uno debe tener un tratamiento y contenido diferente ¿Y cómo sabes a donde pertenece cada uno? La respuesta es: Con un CRM.

 

Esta es sin duda la herramienta digital que más ha contribuido a las empresas en estos tiempos difíciles, ya que con su adaptabilidad a los diferentes tipos de negocio, ha abierto una nueva puerta a la transformación digital.

 

Además, a raíz de esta coyuntura tuvieron que recurrir al trabajo virtual permanente, para lo cual un CRM se convertirá en la mano derecha para tener el control del equipo, el seguimiento a los procesos y la visualización de resultados en tiempo real.

 

El objetivo de un CRM se basa en la gestión de clientes, lo cual te permite entender desde qué canal llegan tus posibles clientes, hacerle el respectivo seguimiento, automatizar tareas y medir en tiempo real lo que pasa con tu equipo y sus objetivos de trabajo (solo por mencionar algunas características).

 

Lamentablemente, a pesar de ser una herramienta tan completa, solo el 60% de las empresas que lo adquieren, aprovechan la totalidad de sus funcionalidades, esto por desconocimiento de la amplia gama de herramientas que posee (y sin costos adicionales en su mayoría).

 

Esta herramienta se ha convertido en tendencia mundial, ya que es la preferida por empresarios de grandes compañías como Volkswagen, Apple, Coca-Cola, Zara, Amazon, BMW y muchas más.

 

Mi recomendación es DataCRM, una herramienta que se caracteriza por su simplicidad, constantes actualizaciones y soporte personalizado, además cuenta con una Aplicación que te ayudará a complementar tu gestión con los clientes. Activa tu demo gratuito Aquí