6 cosas que agradecerás de un CRM para la gestión de clientes

Publicado en Software CRM por DataCRM . 24-10-2019

Cuando el enfoque principal de tu empresa se centra en el cliente, necesitas prestar mucha atención a detalles que antes pasaban desapercibidos. El buen manejo de la información de tus usuarios es el primer paso para identificar oportunidades de negocio y mejora que ayudarán a potenciar tu negocio.

La Gestión de Relaciones con el Cliente (CRM) también conocida como Customer Relationship Management, tiene como objetivo la satisfacción y el confort del cliente. Hablamos de un sistema que recopila, organiza y analiza datos de los usuarios que interactúan con tu marca para obtener información valiosa y útil que mejore tu servicio. Siendo conscientes, la satisfacción del cliente debe ser el norte de cualquier empresa.

¿Por qué es importante la gestión de clientes? 

Captar prospectos, convertirlos y además, fidelizar tus clientes a tu marca es un proceso que requiere organización y estrategia en cada una de sus etapas. Un pequeño error de comunicación, transmitir el mensaje equivocado o no manejar correctamente los tiempos durante una incidencia son razones suficientes para perder a un cliente y además, ganar mala reputación entre su círculo cercano. 

Es muy importante coordinar el trabajo de los equipos de marketing y ventas en todo este proceso. Para ello existen CRM especializados en diferentes tipos de empresa. Sin embargo, todos mantienen en común su objetivo principal de gestionar la relación de la marca con sus clientes y proveedores. En esta oportunidad te mostraremos todo lo que un CRM para gestión de clientes puede hacer por ti, por tus empleados y consumidores. 

1. Optimiza la Prospección 

Con un CRM obtienes más ventas porque trabajas de forma mucho más eficiente. Empezando por la selección de tus prospectos, este sistema te permitirá identificar perfiles de usuarios que son más propensos a adquirir tu producto o servicio

De esta forma puedes identificar prospectos cualificados que cumplan con dichas características. Con ello puedes enfocar tus esfuerzos en diseñar y presentar propuestas que cumplan con sus necesidades, en vez de perder tiempo y recursos en personas que no tendrán el mínimo interés por lo que vendes. 

Además, puedes completar en segundos tareas que antes tomaban mucho más tiempo como el rastreo de correos, el seguimiento de la situación de un cliente, acceder a su historial de compras, etc. Así tu equipo puede centrarse netamente en las ventas y en ofrecer una atención inigualable. 

2. Personalizar tu mensaje nunca fue tan fácil  

Adaptar tu contenido a los diferentes tipos de clientes que consumen tu producto o servicio no tiene que ser una tarea cuesta arriba. Lo mejor de los CRM para gestión de clientes es que te permiten crear grupos de clientes de acuerdo a sus características, hábitos de compra, comportamiento, etc

Por ejemplo, un CRM te permitiría visualizar los prospectos que abren tus emails y en qué horarios lo hacen. También, conociendo el contexto de los usuarios puedes enviarles propuestas que se adapten a sus necesidades y gustos

Si un cliente se ha dejado un artículo en el carrito y no ha finalizado la compra, puedes recordarle que está cada vez más cerca de obtener ese artículo deseado e incluso ofrecerle un producto complementario. Tendrás la capacidad de desarrollar y perfeccionar estrategias de venta para cada situación de acuerdo a la etapa en la que se encuentre el cliente.  

Esta personalización permite que se establezca una conversación genuina con el cliente al hacer un seguimiento de su actividad y enviar mensajes acorde a la misma. La publicidad genérica no habla el lenguaje de tu cliente y éste probablemente sentirá aversión, ignorando tu mail e incluso enviando tus correos a la bandeja de SPAM. 

3. Facilidad para monitorear tus resultados 

Para saber si tu estrategia de marketing está teniendo éxito evidentemente necesitarás medir tus resultados. Existen muchos negocios que al ser pequeños hacen esto de forma manual, pero se limitan a evaluar únicamente la relación de gastos e ingresos de cada período para conocer el estado de la empresa. 

Con un CRM no te imaginas todas las conclusiones que se pueden obtener a partir de los datos que registras. Estas herramientas permiten generar informes automáticos en diferentes etapas del proceso de ventas. De esta forma, calcular las métricas es una actividad menos por la cual debas preocuparte. 

¡Así podrás dedicar tiempo y esfuerzo a otros procesos más relevantes!

4. Tendrás una Base de Datos siempre actualizada 

En un CRM de gestión de clientes podrás registrar y recopilar no solo datos de tus clientes, sino también de todos los usuarios que mostraron interés por tu producto o servicio. Estas herramientas te permiten ingresar información que se actualiza en tiempo real. Además, los miembros de la empresa pueden acceder a estos datos en cualquier momento. 

Esto es muy útil al momento de ofrecer tu producto porque podrás verificar aspectos tales como: 

  • Si el usuario visitó con anterioridad tu tienda o en tu página web.

  • Historial de compras.

  • Miembros del equipo de ventas con el que tuvo contacto. 

  • Presupuestos u ofertas presentadas. 

  • Respuesta que tuvo el cliente a cada propuesta. 

Con ello podrás evitar acciones repetitivas e ir directamente a ofrecer aquello que necesita.  

5. Resuelve los inconvenientes en tiempo récord 

Si tu empresa recibe una llamada o un correo de algún cliente comentando sobre el estado de alguna incidencia, puedes comprobarlo de forma rápida en el sistema CRM. Cuando tu equipo hace un correcto seguimiento de este tipo de situaciones, podrás verificar fácilmente el motivo de la incidencia y las acciones que se llevaron a cabo. Así evitas malentendidos y fallos de comunicación entre los equipos de trabajo. 

El tiempo es un factor que juega un papel fundamental al momento de resolver una incidencia con el cliente. Verás lo importante que es para éste que respondas a tiempo, hagas un seguimiento de su caso eficaz y además, soluciones su problema de la mejor manera posible.  

Con un sistema CRM, todo el equipo puede acceder de forma remota a la base de datos desde cualquier dispositivo. De esta forma no tienes que limitarte a una oficina para atender las inquietudes de tus usuarios en todo momento. 

Además, le permitirá a tu equipo de trabajo desarrollar la capacidad de anteceder los problemas de tus prospectos y clientes. Esto te da la ventaja de presentar una solución incluso antes de que llegue el reclamo, lo cual te posicionará como una marca confiable y con genuino interés por sus consumidores. 

6. Tus datos jamás estarán tan organizados y seguros

A través de un CRM puedes almacenar todos los datos de tus clientes de forma segura, especialmente cuando seleccionas sistemas de almacenamiento en la nube. De este modo evitas que se pierdan a causa de fallos eléctricos o extravíos y tienes un respaldo accesible y disponible siempre que lo necesites. 

Todos tus datos estarán centralizados y organizados en un solo lugar, por lo que podrás clasificarlos de la mejor manera, añadiendo etiquetas a tus clientes, recordatorios de reuniones y acciones importantes. 

Conclusión 

Lo que más agradecen las empresas de un CRM para gestión de clientes es su función de generar reportes y análisis de los datos recopilados. Esto te permite ver información útil en variables que antes ni siquiera considerabas como importantes. 

La organización y gestión de los datos dentro de cualquier empresa es fundamental para tener claridad en cuanto a la mejora de estrategias de marketing e innovación si quieres seguir evolucionando y expandiéndote.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Leer más