¡Aprendiendo cómo aprender! DataCRM te enseña.

Publicado en Software CRM por Data CRM . 30-09-2019

Si haces parte de un equipo de ventas y negocios, sabemos que todo el tiempo necesitas estar aprendiendo, asesorándote y absorbiendo conocimiento, con el fin de hacer tu trabajo más productivo, exitoso y emprendedor. Por eso es importante que tomes en cuenta algunos consejos que te ayudarán a dominar mucho la información que puedas recibir.

Entender cómo es la mejor forma en la que aprendes te facilitará en gran medida el trabajo, ya sabes, no todos los mecanismos de aprendizaje funcionan igual y esto lo debes tener en cuenta con tu equipo. Algunos se les facilita aprender por medio visual, otros por medios auditivos, escritos, de lectura o kinestético, lo importante es que saque la mejor partida a partir de ello.

Ahora bien, teniendo claro cuál es la mejor manera de que tu y tu equipo, viene una parte importante que se refiere a cómo piensan ellos, es decir, al momento de resolver alguna situación en específico con un cliente hay dos manera de identificar como lo afrontan: usando el pensamiento enfocado y el pensamiento difuso.

Pensamiento Enfocado

Cuando tu equipo piensa de esta manera, es realmente concentrado, es decir, tienen todos sus sentidos activos y dispuestos para el conocimiento que quieren absorber sin ningún tipo de distracción.

Así, el equipo activa un estado mental en el que impacta por sus habilidades de concentración e ignorar situaciones que lo saquen de ese estado. No hay distracciones alguna, lo cual permite ir concretamente a un objetivo especifico.

Por ejemplo, el estar con otros vendedores en un mismo lugar de alguna forma crea un distractor si estás hablando con un cliente, allí, si tienes este tipo de pensamiento,  dejas todo a un lado, el ruido, otras tareas, tu celular, tus notificaciones, tu chat, etc. Para realizar bien una sola tarea, escuchar y prestar un buen servicio a tu cliente.

Hablemos con la verdad, cuando haces varias cosas a la vez mientras dialogas con alguien, el emisor nota que no estás 100% con él aunque no te esté viendo. No afirmo que esté mal hacer varias funciones a la vez, pero si no es tu fuerte, evita hacerlo, al menos mientras aprendes a llevarlo.

Pensamiento Difuso

La forma difusa de pensamiento resulta ser más interactiva que la enfocada, debido a que se trata de que te relajes, dejes en pausa el saber que tu cerebro estaba absorbiendo y te distraigas con otras actividades mientras tus neuronas hacen el trabajo de procesar la información que les estabas suministrando para que cuando vuelvas a retomar el tema, todo esté más claro y fácil de aprender, por así decirlo.

El eje de este pensamiento se basa en dejar la mente libre para que al momento de realizar otras cosas lleguen las ideas. Es decir, que mientras das sales a hacer deporte o tomar un café, el estado de tu cerebro no está bajo la presión de tus múltiples tareas laborales, lo que conlleva a formar ideas o crear un panorama más amplio de un tema en específico sin ahondar mucho él.

En resumen, con el pensamiento enfocado la mente absorbe información muy especifica y con el difuso, evalúa la información sin trascender en ella. Ambas son igual de importantes y se hace necesario que cualquier equipo las mezcle aunque una predomine más que la otra en cada persona, por ello aquí te recomiendo algunas técnicas que te ayudarán:

Técnica Pomodoro

Una de las técnicas más valiosas en los equipos empresariales, esta se basa en concentrarte 25 minutos y luego relajarte 5 minutos con otra actividad para que la información se procese y el conocimiento se absorba de manera efectiva.

Actualmente existen aplicaciones que te ayudarán a ejecutar esta técnica, te aseguro que los resultados se verán reflejados al finalizar el día.

Trabaja en un ambiente propicio

El trabajar en un ambiente propicio te ayudará a que el proceso de aprendizaje sea productivo y la información ingrese rápidamente a tu cerebro. Un ambiente propicio es rodearte con gente que quiera aprender y te aporte algo que vaya más allá de ser tu compañero de trabajo.

Aquí entre en juego el trabajo en equipo, la importancia de ayudar al otro cuando puedas y evitar el famoso “a mi no me corresponde hacer eso”. Ten presente que si estás en el área comercial y a tu equipo le va bien, quiere decir que a la empresa le va bien, y tus posibilidades te tener un aumento podrán ser más viables, es un beneficio mutuo.

Si eres el líder de tu equipo de ventas cerciórate al menos una vez a la semana, por medio de una reunión qué sucede entre ellos, que no haya mal entendidos, que esté todo al día. Recuerda que lo que pase al interior se verá reflejado al exterior.

Ejercicio y horas de sueño

El ejercitarte es un buen hábito debido a que el cuerpo y cerebro eliminan toxinas, lo que ayuda a que tu rendimiento mental sea mejor. Así mismo, el dormir adecuadamente, las 8 horas que son, también limpiará toxinas de tu cerebro y te ayudará a que cuando despiertes, te encuentres totalmente despejado.

Si, es cierto que en ocasiones nos debemos exceder un poco con nuestras tareas laborales y es normal, pero debes estar atento cuando esto sucede muy seguido dentro de tu equipo, pues no solo se desmotivarán, sino también no rendirán como deben al día siguiente.

También debo afirmar que no todos somos fan del ejercicio, en lo posible ingresa a clases de baile, a un gimnasio o simplemente sal a caminar. Si sientes que no es posible enfócate en llevar un dieta saludable y balanceada.

La práctica hace al maestro

La práctica es la mejor forma de aprender, de nada sirve nutrirnos de solo teoría si no la llevamos a cabo o buscamos la manera de interactuar con esta, entre más practiques un tema, más te formarás en este, logrando aprender cómo tiene que ser.

Hoy en día existen miles de cursos online gratuitos, espacios de comarketing, webinars, congresos virtuales, etc. Así que optimiza tus conocimientos y lleva nuevas estrategias a tu empresa.

Chunking

El chunking hace referencia a un proceso mental que divide la información en bloques, creando grupos de conocimiento, los cuales en una unión forman un todo de lo que quieres aprender, por esta razón es ideal que cuando vayas a estudiar, dividas el tema en fragmentos e insistas en aprenderte uno por uno, parte por parte, cuando menos lo esperes, habrás conseguido grabarte y aprenderte toda la lección.

Luego de haber logrado esto, procura seguir practicando y repitiendo los bloques de información, así lograrás que se queden en tu mente a largo plazo.

Pasos para crear un chunking

  • Primero que todo, debes estar enfocado o enfocada en el tema que estás aprendiendo, sin desconcentrarte en lo absoluto.
  • Entiende los conceptos y el contexto de lo que vas a aprender, obteniendo un mapa global del tema, con el fin de que puedas separar cada chunking.
  • Autoevalúese para que pueda confirmar si está aprendiendo o no, recordemos que es fácil engañarnos. Nosotros somos las personas más fáciles de engañar, para un buen aprendizaje debemos ser maduros y honestos, así reconoceremos que está fallando y mejoraremos.
  • Cuando creas un chunking es bueno que tengas una motivación para querer aprender y practicar los bloques, hasta llegar a la meta de unir un todo. A veces el simple hecho de que nos culturizaremos, o la satisfacción de saber que con lo aprendido mejoraremos en diferentes aspectos de nuestra vida, es el incentivo que necesitamos.

Por otro lado, recuerda no quedarte en un solo tema, la variedad es necesaria y que tu cerebro absorba que todo es necesario. Enfócate también en aprender temas difíciles, antes que los fáciles, será un reto y tu nivel como receptor de conocimiento mejorará.

Entre más esfuerces tu cerebro, este absorberá más conocimiento con facilidad en próximas ocasiones, ten en cuenta que el cerebro es un músculo y mientras más le exijas, más fuerza reflejará.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies. Leer más